Vino Blanco

Vino Blanco

Vino Blanco

El mejor tinto es un blanco. Sí, ya sabemos, el dicho es al revés, pero aunque casi todos comenzamos apreciando el buen vino a través de los tintos, la realidad es que en el camino enochalao se suele terminar por disfrutar de los blancos una barbaridad. Porque son versátiles. porque pueden ser tremendamente complejos sin perder la frescura. Porque reflejan muy bien los terruños y los climas de los que proceden. Y especialmente porque son tremendamente gastronómicos.